Rotate
Rota tu dispositivo

Para vivir una mejor experiencia de navegación

Share
Facebook
Noel Jamón Ibérico 100% Bellota en pata
Noel Jamón Ibérico 100% Bellota en pata
España
36 meses mínimo, curado con sal del Mediterráneo. Incluye jamonera, cuchillo e instrucciones de corte.
Aprox 16.53 lb, España.
Disponible 1 por tienda.
Chef Recetas para acompañar
Información del producto.

El jamón ibérico es un tipo de jamón curado procedente del cerdo de raza ibérica, muy apreciado en la gastronomía de España, considerado como artículo de alta cocina y manjar.

Para su producción debe contar como mínimo con un 50 % de pureza de esta raza para poder llamarse «jamón ibérico», aunque los de más alta calidad serán los jamones 100 % ibéricos procedentes de cerdos ibéricos en los que ambos progenitores serán de raza 100 % ibérico, que es el caso del jamón ibérico que NOEL vende a ECONO.

La alimentación del cerdo es tan importante que este jamón se clasifica básicamente según la cantidad de bellota que haya consumido antes del sacrificio.

Jamón ibérico de bellota, o terminado en «bellota», animal que se cría en dehesa, recibe una alimentación a base de hierbas y piensos (cereales y leguminosas), y en el período de montanera (engorde) (unos 2, 3 o hasta 4 meses entre noviembre y marzo) se alimenta de bellotas y pastos, alcanzando el peso óptimo de sacrificio.

La normativa española obliga que estos jamones lleven una Etiqueta negra. Que equivale a Jamón de bellota 100 % ibérico, es la más alta gama de los jamones ibéricos. Son cerdos de raza pura ibérica alimentados en las dehesas a base de bellotas y pastos. Estos jamones son los únicos que se pueden denominar jamones pata negra, según la nueva normativa antes mencionada.

El jamón ibérico se distingue del resto por su textura, aroma y sabor singulares y distinguibles. La carne tiene sabor delicado, poco salado o dulce y de aroma agradable. El sabor varía según el grado de bellota que haya comido el cerdo, y del ejercicio que haya hecho.

El maridaje con jamón bellota NOEL

El maridaje del jamón ibérico es una de las maravillas de la gastronomía, no sólo tarea del sumiller sino de todo aquel dispuesto a sumergirse en un mundo de aromas, matices, texturas y experiencias sensoriales, que a veces se basan en la tradición gastronómica y otras, rompen con lo anterior o se dejan llevar por el gusto más personalista e íntimo. Se trata de encontrar las mejores combinaciones basándose en las propiedades organolépticas que presentan los alimentos y la bebida, con el objetivo de disfrutar con los cinco sentidos de la armonía que se produce. “Vino tinto con carne roja, vino blanco con pescado” suelen decir los expertos, pero esta lógica gastronómica se infringe cada vez con más frecuencia; por moda, pulsión generacional o gusto personal. A veces, se llega incluso a dilemas irresolubles como el del vino con queso, con defensores y detractores a partes iguales. Desde hace tiempo vemos a la gente disfrutando de vino blanco con carne e incluso champán con carne roja. Conocer las reglas nos lleva a disfrutar rompiéndolas y también a volver a ellas anhelando una mayor coherencia sensorial en la fusión de bebida y comida.

El jamón ibérico no se casa con nadie, por eso proponemos 5 maridajes muy distintos. ¿Existe la pareja perfecta para el jamón? Para un buen maridaje hay que tener en cuenta: la calidad de la bebida al igual que la del jamón -el maridaje no funcionará si la calidad de uno es inferior a la del otro-, debe de haber un equilibrio entre aromas y sabores -no permitir que se enmascaren, sino que se realcen el uno al otro-, un buen maridaje también puede darse por contraste entre los dos elementos.

CERVEZA La cerveza, en general, combina muy bien con los derivados del cerdo. Destaca la fama del tándem chorizo y cerveza, todo un clásico. Con respecto al jamón, hay que señalar que el amargor de la cerveza acompaña a la intensidad de la grasa y que son las cervezas con menos cuerpo, las que tienen una mejor acogida por parte de las papilas gustativas.

CHAMPÁN El maridaje con champán es todo un mundo por descubrir. Hay muchas denominaciones de origen y tipos de champán, que se clasifican de acuerdo a las variedades de uva con las que se elabora, aunque son tres las que se utilizan principalmente: Chardonnay, Meunier y Pinot Noir. Los expertos consideran la combinación del champán con los mariscos cocidos el maridaje perfecto. Pero con el jamón bellota se revela como un maridaje de excepción, una fusión predestinada de dos elementos llamados a encontrarse; el acompañamiento espectacular de las burbujas con la textura de la grasa del jamón.

VINO La gran producción de vinos de calidad en España, lo han convertido siempre en el compañero ideal del pernil. Tradicionalmente emparejado con vinos tintos de reserva y crianza, los expertos defienden que estos vinos no deben de ser excesivamente fuertes, para permitir disfrutar de la combinación de los dos sabores. Se consideran los vinos jóvenes y ligeros los más apropiados. Cada vez es más habitual ver el acompañamiento con blancos, esta tendencia contraria a la tradición la encontramos sobre todo en el emparejamiento con los vinos blancos secos, que por su acidez actúan como intensificadores del sabor. No son pocos los que afirman que la combinación ideal para el jamón de bellota son el fino y manzanilla. Los vinos azucarados o afrutados, al contrario, no se consideran una buena opción.

El jamón ibérico de bellota se caracteriza por su amplia gama de matices, cada añada es diferente; debido a la cantidad de lluvia, de sol, a la calidad de la bellota, y en definitiva, al campo. Al ser un alimento totalmente natural, cada jamón es único. Se pueden explorar sus peculiaridades con distintas bebidas; disfrutar de un maridaje clásico, dejar que el sumiller nos sorprenda, o guiarse por la intuición.

Chef
Recetas Jamón Ibérico NOEL

En España cuando hablamos de recetas con jamón ibérico de bellota, nos lo imaginamos ya en un apetitoso bocadillo con aceite de oliva o solo, colocadito en un plato con su aspecto rojo, brillante y su aroma a curado como se hace el jamón ibérico de bellota.

Pero hay muchas más maneras de disfrutar de esta delicia de la famosa dieta mediterránea.

Como producto estrella de la gastronomía española, el jamón ibérico de bellota forma parte de la cocina de los grandes chefs, como Ferran Adrià, quien ya en los años 80 lo reinterpretó en su famoso Restaurante El Bulli: usando nitrógeno creó polvo helado de la grasa del jamón. Otros maestros de la cocina siguieron sus pasos dando lugar a toda una serie de platos sencillos que combinan perfectamente con el jamón de bellota. Por lo tanto, ten en cuenta que, sin cerrarse a la posibilidad de disfrutar y probar, lo mejor es respetar el producto sin transformar su esencia.

Las recetas con jamón ibérico de bellota son tantas como grande la imaginación y el gusto del comensal: con guisantes, en ensaladas, con patatas bravas, en cremas de verduras…ya sea cortado a tiras, en taquitos o virutas.

1. Piña natural con jamón
Ingredientes
  • 3-4 tiras de jamón, 2-3 rodajas finas de piña natural.

Preparación

En una sartén colocamos las tiras de jamón a bajo fuego para que se doren unos segundos, justo para que estén algo crujientes.

Emplatamos intercalando una rodaja de piña y una de jamón. El dulce y el salado se funden en un delicioso bocado.


2. Corazones de alcachofas con jamón
Ingredientes
  • 500 gr de alcachofas, 3 dientes de ajo, 1 cucharada de aceite de oliva, 1 chorrito vino blanco, 1 cebolla, taquitos de jamón.

Preparación

Cocer las alcachofas con un poco de agua y sal durante 15 min. Escurrir bien.

Cuando estén doraditas echamos el vino blanco y dejaremos a fuego lento que se consuma y listo.


3. Bolitas de jamón y queso
Ingredientes
  • Jamón Ibérico de Bellota, queso a las finas hiervas y cebolla.

Preparación

Mezclar el queso con la cebolla picada.

Hacer bolitas con la masa y luego cubrirlas con lonchitas de jamón. Servir al momento.


4. Ensalada de Jamón ibérico y tomate
Ingredientes
  • Tomates medianos a rodajas, jamón loncheado y aceite de oliva.

Preparación

Colocar las rodajas de tomate en un plato.

Añadir un chorrito de aceite y unas escamitas de sal.

Coloca el jamón ibérico encima y pon otro chorrito de aceite oliva y unas gotas de vinagre de Módena.


5. Jamón ibérico a las hierbas aromáticas
Ingredientes
  • Jamón ibérico bellota, pimienta blanca, albahaca, estragón, aceite de oliva virgen, pan tostado.

Preparación

Ponemos las lonchas del ibérico en un plato, espolvoreamos con el estragón y la albahaca.

Añadimos la pimienta recién molida, y un chorro de aceite de oliva. Lo dejamos en el fresco para que macere bien.

Después de tostar el pan, cuando ha perdido su máximo calor servimos el jamón sobre el pan y rociamos con el jugo de la maceración.

También te puede interesar
Map Conoce dónde se encuentran nuestras tiendas

Suscríbete y entérate de nuestras novedades